top of page

PINTURA

La obra de Juan AYESTA es una continua experimentación plástica, donde la materialidad es un elemento recurrente en su carrera pictórica. Con especial atención a la composición, el color y las texturas como elementos básicos en su manera de expresar sus inquietudes. Siempre atento a la actualidad, entre sus principales estímulos se encuentran los relacionados con el deterioro del medio ambiente, la contaminación, los desastres naturales y los provocados por el hombre. Temas que le provocan y estimulan a crear sus piezas.

Otra característica de su repertorio plástico, desde muy joven, ha sido la afición por el encuentro, la recuperación-reutilización de objetos pobres, abandonados u obsoletos. También lo estimulan otros elementos –tangibles e intangibles– como las metáforas, los signos, los significados, el azar, la reflexión sobre el espacio y el tiempo, lo efímero, los defectos, el vacío, las presencias y las ausencias.

OBRAS

ESTRUCTURAS
ORTOGONALES

En torno al 2019, sentí la necesidad de trabajar en estructuras mediante trazos y movimientos verticales y horizontales. De ahí el carácter ortogonal predominante en las composiciones. Esta serie de obras son puramente abstractas, sin ninguna referencia a aspectos tangibles (salvo alusiones implícitas en los títulos), sobre distintos soportes: telas, papeles y tableros varios.

Coincidiendo con la reclusión pandémica (covid-19) probé a utilizar una tinta negra pastosa, utilizada en la impresión offset, que me permitió descubrir otras cualidades y nuevas texturas trabajando con el negro sobre soporte blanco laminado, poco absorbente. Y en otras obras las realicé sobre papel-pasta absorbente, obtenido de la industria papelera. Tras el confinamiento, ya en 2022, recuperé el uso del color y sutilmente el ensamblaje de materiales varios.

GASTRO-PINTURAS

Siempre tuve problemas con los formatos pequeños para los cuadros…hasta que en el 2016-17, pensé en los pintxos típicos de la gastronomía vasca (eso de “cocina grande en formato pequeño”). Así que empecé a trabajar de otra manera: dispuse unos cuantos lienzos pequeños sobre una mesa-encimera de trabajo y empecé a distribuir los colores y materiales varios como si estuviese “emplatando”, buscando otras composiciones, experimentando con nuevos estimulos visuales. Después utilicé mi vena irónica en los títulos que fueron surgiendo, como un recurso compositivo adicional, enlazando palabra e imagen para sugerir o provocar…

NATURALEZA
Y MATERIA

Desde mediados de los ochenta, mis principales estimulos para la ejecución de cuadros, han girado en torno a la experimentación plástica basada en composición, color y materia/textura. A mediados de los ochenta descubro la fuerza expresiva de los materiales que encuentro. Simultáneamente mis motivaciones temáticas se dirigen hacia la potencia destructiva de la naturaleza y también los desastres medioambientales provocados por el hombre.

En este bloque se recoge una pequeña selección de obras de este periodo, sin duda el más extenso y recurrente de mi actividad pictórica durante más de dos décadas, siempre basado en la búsqueda y experimentación plástica con nuevos recursos.

ACRÍLICOS
TEMPRANOS

Esta breve selección de obras dan fe de mis inicios (final de los años setenta), con obras ya maduras en composición y color, así como un dominio del medio pictórico. Testimonian también mi inquietud temprana por la búsqueda de nuevos modos de expresión. Son obras realizadas con pinturas acrílicas sobre tablero tablex, que corresponden cronológicamente con los años de aprendizaje bajo el influjo, cercanía y amistad del pintor franciscano Álvarez de Eulate. A destacar la serie Olite, muy personal, con una búsqueda de un espacio curvo basadas en la representación de escenas de arquitectura interior y el dominio del color.